domingo, 1 de febrero de 2009

Calendario de trabajo - febrero


Foto de flirk Floren500

Este mes es uno de los más cambiantes, pueden llegar fríos heladores, nevadas intensas, lluvias, pero también días azules con mucho sol que empieza a calentar.

Es tiempo para impacientarse, estamos deseando de que el terreno se seque para poder labrar y mover un poco la tierra; deseando que cesen las heladas para plantar... Pero ahora es tiempo de comprar y encargar semillas, de intercambios con los amigos... Hay que tener cuidado y buscar semillas de buena calidad, en parte de eso dependerán las buenas cosechas. Si se puede hay que busca semillas biológicas, hay que buscar y conservar las semillas que nuestros abuelos sembraban, ellos también intercambiaban con sus amigos y las guardaban como un tesoro de un año para otro.

Ahora es tiempo de pensar bien lo que vamos a sembrar y dónde, para preparar el terreno y proporcionar a cada cultivo lo que necesita.

Los días que no haga mucho frío se puede esparcir compost y estiércol bien reposado donde se necesite repartiéndolo bien con un rastrillo pero sin enterrarlo, solamente para que esté en contacto con los organismos del suelo.

En la segunda mitad de febrero ya es tiempo de sembrar algunas cosas en los invernaderos o en lugares muy protegidos. Lechugas, rábanos (a mi no me gustan mucho), colinabos (el año pasado planté uno que debía de estar muy rico porque me lo comieron los gatos). También el apio que nunca lo he sembrado, ni comido, igual este año pruebo, es una planta que le cuesta un poco germinar. Y al aire libre si no hace mucho frío y en lugares algo protegidos se puede plantar a últimos de mes las espinacas.

Si queda alguna planta de invierno hay que recoger ya todo, canónigos, rábanos, coles de bruselas,berzas ..., sino cuando empiece el calor saldrán las flores, o se pueden dejar para recoger las semillas.

No hay que olvidar de los árboles quedan pocas ocasiones ya para podar, en breve empezará a subir la savia. También es bueno esparcir abono alrededor de los troncos de los árboles y pintar sus troncos con cal.

Parece que hay poco para hacer pero las horas en la huerta pasan rápido.

4 comentarios:

granjeronovato dijo...

interesante post y buen blog

un saludo

Socrates dijo...

Muchas gracias, me alegro de que te guste.

Ajonjoli dijo...

Sócrates, me ha encantado esta frase "parece que hay poco para hacer pero las horas en la huerta pasan rápido"
¡Qué razón tienes!
Cada vez que subo a la huerta (un terrenito de 70 m2) me tiro allí tres horas. Y siempre subo pensando que hay poco que hacer.....

Socrates dijo...

Es cierto, a mi se me pasa el tiempo volando, allí no hay problemas, prisas ni estrés.